La música es de todos

            La SGAE, presa del latrocinio al que la someten día y noche los usuarios de P2P, se parece bastante a esos galeones españoles del periodo colonial que eran interceptados por los piratas antes de cruzar el Atlántico. Igual que entonces, ninguna de las posturas parece totalmente justa, ni la de los piratas, ni la de los señores del galeón.

            La piratería resulta irresistible para algunos. De sobra sabemos el impacto de la palabra “gratis” en la mente del consumidor, pero cuando esto implica transgredir la ley, la cosa empieza a rayar en lo incívico, igual que colarse en el metro. De otra parte, se hace difícil recopilar todas las situaciones en que la SGAE ha cometido actos, aun con la ley en la mano, que nos siguen pareciendo injustos. Lo que significa, de paso, que si la mayoría de la población percibe estas acciones como injustas, es el momento de cambiar la legislación sobre propiedad intelectual. A mí me enseñaron que en un sistema como este, las leyes se hacen conforme a lo que decide la mayoría de la gente.

            Desde luego es el colmo de lo impopular, después de diez años de bajarnos música sin pagar, tener que pagar ahora, aunque sea lo justo. No hace falta ver mucho más allá de las propias narices para darse cuenta de que si la música sale gratis, pocos querrán dedicarse a ella. ¿Quién querría ser abogado si de repente proliferasen las consultas gratis online? Y lo mismo con cualquier profesión. El caso de la música comercial (y todas lo son) no es ajeno a las leyes económicas de aquí y ahora: si no sale rentable producirla, no se produce y punto. Total, mientras haya otras distracciones, tampoco se pierde mucho. Es lo que ocurre con otras artes que han caído en picado, como el teatro, por ejemplo. Nadie va al teatro pero, ¿a quién le importa sino a los actores, a los directores y a sus madres? Evadir esta reflexión decimonónica equivale a asumir que no merece la pena reciclar, puesto que al paso que vamos, dentro de cincuenta años no habrá planeta.

            Asistimos a la lenta agonía del entramado rock, pop o trash, sin saber en qué terminará la cosa. Una posibilidad es la terrible: legislar con más dureza, perseguir a los infractores, prohibir, clausurar, etc. Las típicas medidas que conforman el canto del cisne de cualquier sistema caduco. Otra, sería que la situación la arreglase el mismo que la desarregló. No hay duda de que, si todas las empresas implicadas, las mismas que han hecho posible que bajarse música no cueste ni esfuerzo, se empeñasen en revertir el proceso, lo conseguirían. Sacarían un formato que dejaría obsoletos los actuales, y que sería de pago e imposible de transferir. Una última posibilidad sería que los músicos terminasen vendiendo su propio material directamente, mediante descargas desde su página web oficial. Bien mirado, esta opción sería la más justa, ya que suprime intermediarios que en muchos casos hacen un uso muy cuestionable de sus recaudaciones. Aquí tal vez lo difícil sería encontrar  a los músicos, pero para eso está papá Google esperando asumir nuevas funciones.

            Cualquiera de las tres soluciones es posible. Con las estadísticas en la mano me decanto por un híbrido con lo peor de cada una. Un nuevo sistema igual de insatisfactorio que el presente, si no cambian algunas otras leyes del sistema económico actual. El libre mercado es así. Y no parecemos encontrar nada que lo supere.

Anuncios

6 thoughts on “La música es de todos

  1. Jose, ¿para cuándo otro estupendo artículo de opinión? ¡Esa pluma hay que mojarla más a menudo!
    Saludos de un crimsonita.

Puedes comentar lo que acabas de leer

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s