Valencia y la música (IV)

            No menos sugerente resulta el título de este otro apartado: “Puede la Musica aprovechar mucho para la Medicina”. Aquí explica, sin abandonar el camino de la acústica, cómo las frecuencias sonoras, producidas por las diferentes notas, y su combinación, puede afectar nuestro estado de ánimo. Es el mismo argumento del teorema titulado “Explicanse las propiedades, y efectos de los Tonos”, que se transcribe a continuación:

   “No hay duda, tiene la Musica gran poder para excitar diferentes afectos del animo; pues la misma experiencia manifiesta, que unos Tonos causan tristeza, otros alegria; unos mueven à devocion, otros à ira, y otras passiones semejantes. No me detengo en referir varias Historias que traen los Autores, que bien miradas parecen increibles, singularmente no necesitando de confirmacion, lo que atestigua la experiencia. La causa de estos efectos de la Música, se deduce de nuestros principios.

   Consiste el sonido en el movimiento tremulo del cuerpo sonoro, y del ayre, el qual excita semejante temblor en los cuerpos, que por su tension, y demàs circunstancias estàn proporcionados para semejante movimiento; de que se sigue el resonar una cuerda, ò instrumento, tañendo otro, con quien està ajustado, y acorde; el temblar las sillas, y maderos del Organo al son de sus Fistulas, como expliqué en el lib. I. propos. 10. No hay duda tampoco en que del movimiento de las fibras subtilissimas, de que se compone el celebro, resultan diferentes movimientos en los espiritus animales; y de èstos diferentes passiones, y afecciones del animo.

   Esto supuesto, digo, que tañendo, ò cantando un Tono se mueven las fibras del celebro con un temblor menudisssimo, que se les comunica por el organo del oido; y aquellas se mueven mas sensiblemente, que por su tensión, y disposicion estan mas ajustadas al Tono que se oye; conque un Tono mueve con especialidad unas , y otro otras; el que mueve las fibras, de cuyo movimiento pende el de los espiritus, que causan alegria, alegran: el que excita el movimiento de las fibras, que mueven los espiritus tristes, y melancolicos, causan tristeza: amàs de que à la manera que tiembla el agua dentro del vaso en la experiencia que dixe lib 1. propos 1. tambien tiemblan los humores en los vasos que les contienen dentro del cuerpo, y cualquiera Tono mueve mas sensiblemente el humor, que por su natural peso està mas proporcionado à los movimientos de la voz; por lo qual el humor bilioso, como  mas leve, se mueve con lo sones agudos, y apresurados; el melancolico, como mas pesado, con los Tonos de mas tardo movimiento; y assi se puede discurrir en los demàs.

   Los efectos pues que causan los doze Tonos arriba explicados, son los siguientes. El primer Tono es apto para expressar cosas alegres, pias, y modestas. El segundo, es à proposito para versos Lyricos. El tercero, procede con severidad, y es propio para expressar quexas, y para cosas arduas, y dificultosas. El quarto, es triste, y bueno para llanto, y cosas funestas. El quinto, es alegre, y proporcionado para cosas festivas. El sexto, es tambien alegre, y dulce, y apto para expressar afectos de alegria, y devocion. El séptimo, es iracundo, y motiva semejantes passiones. El octavo es serio, y para cosas graves, y serias. El nono, es hermoso, y ameno, y para cosas de suavidad. El dezimo, es propio para cosas arduas. El onzeno, para danzas, y cosas semejantes. El duodezimo, mueve à ira è indignación, y es apto para cosas belicas.”[6]


[6] Tratado de la música especulativa y práctica (1710). Tomás Vicente Tosca.

Anuncios

Puedes comentar lo que acabas de leer

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s