La caja (VI)

—¡Sostres! —dijo—. ¿Qué os creéis, petulante doncel? ¿Acaso pensáis que mostrándome vuestras vergüenzas habéisme de conquistar? Pues he aquí que no soy dama fácil, ni tampoco aficionada a los escarceos. Conque, envaináosla en buena hora y no tentéis a la suerte.

El impacto de sus palabras fue tal que no llegué a responderle. Cerré la puerta, ya con las toallas, y me sequé. En eso, sonó el teléfono de la habitación. Era Petronio, mi contacto de la Asociación Cultural Fausto, dependiente del Ministerio de Cultura literano.

—¿Recuerdas nuestra cita? —dijo.

—Pues no.

—Es en la cafetería Faulkner, dos calles a la derecha de tu hotel. Arreglé el encuentro con tu secretario ayer por la tarde. Me dijo que estabas acostado y que te dejaría una nota.

Por supuesto, yo jamás he tenido un secretario. Recorrí la habitación con la mirada buscando la famosa nota.

—Está bien —dije—. Voy en cinco minutos.

Cuando llegué, Petronio estaba leyendo algo en su consola mientras comprobaba con la otra mano la temperatura de su taza de té. Le reconocí por la insignia plateada que llevaba en la solapa de su americana: un libro abierto y una mano sosteniendo una pluma. Sólo un miembro de una asociación cultural se colocaría una cosa así. Pedí un café al camarero.

—¿Qué tal el viaje? —dijo Petronio.

—Bien. Un poco largo. ¿Qué estás leyendo?

—La prensa. Todas las mañanas, mientras desayuno, consulto las cotizaciones del mercado ortográfico.

—¿Cómo?

—El mercado ortográfico y de gramática es, como su nombre indica, el lugar donde cotizan las expresiones, los giros, la construcción de frases, las pautas ortográficas y hasta las erratas. Se ha demostrado que estas cotizaciones afectan, aunque de manera indirecta, a las de la bolsa de valores, basándose en el principio de que la forma de expresarse de las gentes de un país dice mucho de su nivel económico-cultural y de sus costumbres, por lo que es un índice que cada vez se tiene más en cuenta a la hora de explicar las subidas y bajadas de los índices bursátiles. En la última sesión, y como viene siendo norma, la tilde cotizaba a niveles de mínimo histórico, alineándose con la preposición “so” y con la tercera acepción del verbo “cantar”. Algunos asuntos gramático-ortográficos han llegado a ser cuestión de Estado. El año pasado, la Academia Estatal de la Lengua llevó hasta la cámara de representantes una propuesta de reducción en los impuestos personales directos en función del números de libros leídos.

—Tuvo éxito, supongo.

—Fue rechazada en votación por mayoría simple.

Anuncios

14 thoughts on “La caja (VI)

  1. Tienes una imaginación tremenda que me sorprende gratamente y que no la tiene cualquiera. Esa parte de la bolsa a sido simplemente genial, y me has dejado enamorado de tu imaginación.

  2. ¡Rápido, rápido! Ya estoy invirtiendo en esa bolsa. Como sabrás (y si no, te lo cuento) el 10 de diciembre hemos tenido un cambio de gobierno. El actual ha autorizado la compra de 2 millones de dólares a cada persona (antes había alguna limitación). El punto es que se puede mientras tengas con qué pagar. Por eso (porque no tengo un céntimo) prefiero invertir en los papeles de esa Bolsa. 😉

    • Interesante. Sí, supe que cambió el gobierno y, como no tengo elementos de primera mano, me interesa tu opinión al respecto. Porque de lo que cuentan aquí no te puedes fiar mucho.

      • Bueno, a tu pedido, regreso con este boletín informativo. Luego de un período de 12 años de un gobierno al que se puede calificar de populista (en el sentido de defender u otorgar derechos a las clases populares y a las minorías) se dio el inédito caso del arribo al poder en elecciones democráticas de un partido de derecha (aunque los interesados no admiten ser de la derecha). Más allá de los motes, la ideología se cuela en las decisiones de gobierno. Cito ejemplos: el presupuesto contempla mayores gastos en seguridad y defensa en detrimento de educación pública y salud. Y con esto quiero sentar posición. No fui fervorosa adherente al gobierno saliente (en realidad fui más bien crítica pues creo que podrían haber hecho mejor las cosas), sin embargo los prefería a la actual alternativa. Veremos cómo se desempeñan estos señores (quienes parecen más interesados en pensar el estado como un negocio y lo que no de beneficio pues, se cierra o se rifa). Será cuestión de saber interpretar la realidad. Aquí la prensa (interesada en que ganase el partido que detenta actualmente el poder) es absolutamente parcial en la información que ofrece.

        Te dejo un fuerte abrazo y mi deseo de un 2016 excelente.

      • Muchas gracias por la información, Verónica. Obviamente, me sirve más tu opinión que la de la prensa. Espero y deseo que les vaya bien con este gobierno, o a pesar de él. Acá también hemos tenido elecciones hace poco, con resultados caóticos, jajaja. Yo creo que ningún partido (de aquí) tiene voluntad de arreglar las cosas urgentes. Si sucede algún cambio significativo vendrá debido a un cambio en la política internacional. Saludos y ¡a por el nuevo año! Un fuerte abrazo.

Puedes comentar lo que acabas de leer

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s